Loader

Aprende cómo recargar las pilas

Aprender cómo recargar las pilas

Recargar las pilas es súper necesario, podemos hacer esto de muchas maneras y una muy buena es a través del aprendizaje, de ir a clases de Yoga, talleres, formaciones…seguir siendo un estudiante en todo momento.

¿Qué nos trae el aprendizaje?

El aprendizaje nos trae la sensación de estar completamente vivos,nutriendo todo nuestro ser, llenándonos de la experiencia y el aprendizaje de otros a través de sus vivencias y su enseñanza, enriqueciéndonos.

Como os comentaba al principio me parece una buenísima manera hacer un taller o una formación de Yoga y precisamente quiero contaros cómo lo he hecho yo.

Este  Julio he hecho  un intensivo de Asthanga Vinyasa Yoga de 200 Horas que me apetecía muchísimo y necesitaba,no es el estilo de Yoga que practico habitualmente por lo que era un reto también y ha sido tan enriquecedor ,sólo puedo deciros cosas buenas de este aprendizaje.

Fueron 26 días a todo gas,sin parar de recibir información técnica,práctica,emocional,sensorial,una

¿Cómo es una formación intensiva de Yoga?

Independientemente de los días que dure creo que es intensa porque todo se concentra en un período concreto en el que hay que ver una serie de cosas importantes,empezando por ubicar nuestra columna vertebral y las partes que hay en ella, pasar por saber cómo  funciona nuestro sistema respiratorio y cómo hacer una postura de manera saludable para nosotros,el yoga no trata de hacer posturas porque sí, hay una coherencia y debemos buscar esta coherencia en el desarrollo de nuestra práctica para que entre otras cosas tenga un impacto saludable en nuestro cuerpo y en nuestra mente y en la de las personas con las que compartimos las clases.

Aprender cómo recargar las pilas con Ykile

Una formación de Yoga es una manera de aprender de uno mismo y de los demás,de la relación que tenemos con nosotros mismos,que se refleja en cada parte de la práctica por minúscula que sea y que nos acompaña durante todo el día, se refleja en nuestro rostro, nuestra espalda, nuestra digestión, nuestra respiración…En todo.

Darme la oportunidad a mí misma de hacer este intensivo ha sido una manera de reconocer que para poder compartir necesito nutrirme,recibir,empaparme de otras maneras de vivir las posturas de Yoga y la vida que sinceramente pienso que es lo mismo porque la persona que se pone en la esterilla es la misma que vive el día a día y la esterilla sólo nos brinda la oportunidad de observarnos detenidamente para conocernos profundamente y aprender a amarnos tal cual y digo sólo pero creo que es lo más precioso del Yoga y  lo más complicado también.

Para mí ha sido algo muy valioso ya que en el último año he dedicado mucho tiempo a dar clases particulares,justo lo contrario que hice el año anterior que daba a grupos de 30 personas,en definitiva casi me había olvidado de  que  necesitaba este tiempo para mí,para alimentar la pasión de compartir,la alegría de vivir este camino en compañía dando y recibiendo al mismo tiempo.

Ha sido toda una descarga de energía que creo que aún estoy procesando porque en un intensivo de Yoga se viven muchas cosas,pasábamos muchas horas juntos,entrando en contacto cada uno con nuestro cuerpo,nuestros pensamientos,nuestras sensaciones,nuestras emociones y a veces podía sentir como el volumen de los pensamientos bajaba o era tan alto que no sabía ni por qué respiración iba, el nivel de exigencia variaba según cómo estuviese ese día o quién tuviese al lado en la práctica o mi corazón se rendía por completo a la práctica y  lo que sucediese en ese momento,ha sido un espacio seguro en el que darme cuenta de lo maravillosamente humanos que somos todos y lo poco acostumbrados que estamos a mostrarnos tal cual somos cuando justo eso es lo que nos hace tan valiosos a cada uno.

Aprender cómo recargar las pilas

¿Dónde se puede hacer esto?

Como ya sabemos el  Yoga parece ser que está de moda y esto es muy bueno porque nos enseña a vivir pero por otro lado hace que a veces la práctica de Yoga resulte a nivel económico un esfuerzo grande pues los cursos varían mucho pero una formación te puede costar desde 1000€ en adelante.

Cuando me planteé hacer esta formación al principio mi deseo era irme a Bali que tenía muchas ganas de conocerlo y así aprovechaba pero me pareció realmente carísimo por algo que sinceramente pienso que debería estar más al alcance.

Cambié a escuelas en Madrid pero pasa algo bastante parecido con los precios y además los intensivos no se adaptaban a lo que yo quería hacer y el tiempo que quería estar haciéndolo.

Y en este momento apareció una amiga que había hecho un par de intensivos en una escuela en Barcelona que se adaptaba perfectamente al momento que yo quería hacerlo,al tiempo y a mi ideología ya que su máxima es «Por qué el Yoga debería ser accesible para todos» Así que investigué un poco y me fui de cabeza allí y a vivir a Barcelona ese mes de Julio, que ha sido un regalazo a todos los niveles,personas muy bonitas en el curso con las que vivir este tiempo.

Yo os recomiendo la escuela, es una buenísima manera de aprender de personas muy bonitas que aman lo que hacen y lo comparten con todo su amor como Christian y Nadi.

Os dejo el link de la escuela por si queréis cotillear,sencillez y aprendizaje gente bella y a vivir, escuela Yoga Barcelona

Si tenéis recomendaciones de talleres, personitas, cursos, me encantaría leeros,

Un abrazo.

No hay comentarios

Publica un comentario