Loader

Beneficios del ayuno intermitente

Los beneficios del ayuno intermitente

Antes de empezar a leer: no soy nutricionista ni especialista en la salud pero he experimentado con mi cuerpo el ayuno intermitente. Si vas a incorporarlo en tu vida por favor consulta un médico antes.

Hace unos 5 años que hago ayuno intermitente, empezó con no cenar, como hace mi madre desde que tengo memoria. Luego descubrí que tiene un nombre “ayuno intermitente” y que se puede hacer de forma organizada.

Si bien las dietas no son mágicas considero que esta dieta es relativamente fácil de seguir. Te voy a dejar este link para que leas más a fondo sobre el tema de una fuente especialista en salud.

Lo que te voy a contar es desde mi punto de vista y experiencia como es este régimen alimenticio.

Cuando empecé a hacerlo de forma consciente todo cambió.

Me sentí mejor, menos pesada a la hora de dormir. Almuerzo cerca de las 15pm y vuelvo a comer en el desayuno del día siguiente a eso de las 10am. Lo que supone un ayuno de 19 horas. Las dos comidas del día (desayuno y almuerzo) deben ser suficientes para cubrir una buena ingesta calórica, platos balanceados en buena cantidad, con una buena porción de proteínas, carbohidratos, vegetales y fibra.

El ayuno intermitente junto a actividad física tiene unos resultados increíbles.

Yo vi mejorías impresionantes en mi rendimiento en mi práctica de asanas en el yoga. Puedo hacer Nauli Kriya (una limpieza intestinal) de forma más cómoda y controlada.
Pero acá es dónde debemos tener cuidado. El ayuno intermitente no es pasar hambre. El cuerpo se acostumbra rápidamente a los nuevos cambios, pero no podemos funcionar sin energía, por lo que es esencial comer balanceado y buenos platos.

Como todas las dietas, si estás en déficit calórico es porque gastas más calorías de las que comes. Al reducir las veces que comes en el día (y cambiar la calidad de los alimentos) es muy probable que reduzcas tu peso.

Hay distintos formatos de ayuno intermitente

Si los acompañas con un nutricionista tus resultados seguro serán mejores. Siempre debemos valorar que la salud es el objetivo máximo de una dieta, no la estética.

Al implementar hábitos de alimentación debemos ser progresivos para mantener el hábito y no rendirnos, yo lo hice aumentando las horas de ayuno. Al principio cenaba más temprano, o menos cantidad. Luego solo un café negro al cenar y así hasta que desapareció la cena. Y yo digo cena, pero puede ser desayuno lo que elimines.

También reduje mi ingesta de lácteos por ser intolerante a la lactosa, lo que también hizo que bajara mis niveles de grasa y mi peso.

Espero mi experiencia los ayude a encontrar una dieta que los haga felices y sanos.

No hay comentarios

Publica un comentario