Yoga para la sexualidad

yoga-sexualidad

Foto creada por freepik – www.freepik.es

Yoga para la sexualidad

¿Qué esperarías de un taller de yoga para tu sexualidad?, ¿qué dudas llegan a tu mente?, ¿qué inseguridades llegan a tu corazón?, ¿qué culpas y vergüenzas llegan a tus entrañas?

Seguramente las respuestas a estas preguntas hayan ido de lo más superficial, centrado en el empeño y en los qué hacer, para llegar a las emociones más profundas que no siempre surgen en las conversaciones sobre sexo en la sobremesa. La sexualidad es algo que nos atraviesa a todxs y que cada unx lleva impreso a través de una biografía, unas creencias, un espacio de validación de éstas…

Por esto, a pesar de poder trabajar en la fuerza de tus músculos pélvicos para incrementar la intensidad de los orgasmos, trabajar la flexibilidad para comenzar a investigar cada postura del kamasutra… soy más de trabajar en el corazón, con el miedo, la vergüenza y la culpa para llegar al auto-conocimiento, aceptación y gozo cuando se habla de sexualidad.

5 cosas que el yoga me ha enseñado sobre mi sexualidad

Antes de mi formación como profesora de yoga, antes incluso de formarme como sexóloga; ya disponía de mucha “información” a través de esas revistas adolescentes que nos “iluminan” en nuestras primeras relaciones amorosas y eróticas. Me creía de una generación que había dejado de lado los tabús y se había liberado de la escisión cuerpo-mente.

Aprendí infinidad de cosas sobre cómo seducir y “amar” al otro… pero hubo un artículo que me falto: Cómo amarme a mi, a mi cuerpo; cómo descubrir mis deseos, satisfacerlos, sin culpa, sin vergüenza. Cómo conectar con el valor de las sensaciones sutiles de mi cuerpo, cómo valorar una mirada y una caricia. Cómo quedarme en el presente sin buscar ese orgasmo del que todo el mundo hablaba pero que pocas de mis amigas habían alcanzado.

Volviendo al Yoga, me centraré en el ​Tantra yoga,​ que no habla tanto de posturas, ni de coitos; sino de respiraciones y encuentros consigo mismo, con el/la otrx, con el/la otrx que vive en nosotrxs… habla de una filosofía alrededor de abrazar la dualidad masculina y femenina ( nuestro Shiva y Shakti), la dualidad cuerpo-mente, la dualidad de las luces y las sombras. Esta separación es solo una ilusión, un maya.

Es una filosofía que deja de lado la renuncia de lo corporal de la tradición Védica para un acercamiento consciente y sagrado a los sentidos, a lo terrenal, a lo experiencial como camino a la expansión de la conciencia. Un caminar a través de nuestras creencias, moralidades y prejuicios para crear un espacio donde concebir nuestra verdad y acoger el placer como una forma más de acercarse al bienestar.

Y ¿ Esto cómo me ha afectado en mi vida?

Honrar y dar valor a mi ser, mi cuerpo, mis deseos y expresiones

Sexualidad no es lo que ocurre entre las sábanas, que también, sino la expresión única y particular de nuestro ser mujeres u hombres; y en este ser, en esta expresión tenemos enredadas muchas emociones y creencias que nos alejan del no sólo aceptarnos sino valorar cada centímetro de nuestro ser, de nuestro aliento . Si no amo y “hago el amor” al ser que me encuentro cada mañana en el espejo, ¿cómo voy a ser capaz de hacer el amor de una forma sana con nadie?

Ejercicio-​ mírate al espejo, quédate ahí, respira y observa cada parte de tu cuerpo desnudo, observa su historia, toma conciencia de las sensaciones y emociones que surgen al observarte. Recógelas. Haz un escrito agradeciendo cada una de las partes de tu cuerpo, cómo te han ayudado a llegar hasta aquí, qué sensaciones te han regalado…

Hacer el amor

Dejar de lado tanta técnica amatoria y comenzar a mirarnos más a los ojos, vernos más allá de éstos. Descubrir ese brillo que se esconde detrás de cada cicatriz en la propia biografía y en la del otro, amarse con luces y sombras. He aprendido a acariciar menos genitales y a tocar más alma, ha aprendido a dejarme respirar y degustar el que en un momento nuestras respiraciones fluyen al mismo ritmo para luego volver a reencontrarme con el mío, sin forzar nada, sin fingir nada.Este es el proceso creativo, de crearse, recrearse y recrearnos. He aprendido a mirarme a los ojos, a mi cuerpo; a mirarte a los ojos, a tu cuerpo; he aprendido hacer el amor, a hacerme el amor, a AMAR.

Ejercicio-​ regálate un auto-masaje con una crema o aceite que te guste en contacto con tu respiración,con mucho amor, cariño . Si surge alguna sensación desagradable, intenta recogerla y no juzgarla; aprendiendo a acariciar y a amar tus cicatrices (puedes hacer este ejercicio también con tu pareja).

Comprendí que mi cuerpo no es un instrumento de exploración, sino la exploración en si misma

Estar presente

Hay una frase con la que me gusta comenzar mis clases: “​Deja que tu respiración suceda”. Es la llamada a estar presentes, ser presentes. Durante una clase de yoga ponemos el foco en la respiración, nuestra energía, los sentidos; y a ser consciente de todo ello a través del movimiento. Teniendo mi mente ocupada en pasado o futuro a través de expectativas y/ o creencias desconecto de mi cuerpo y mis sensaciones. A través del Yoga he encontrado un camino de vuelta a mi cuerpo, al sentir, pensar: la respiración. La respiración en si misma me devuelve al único momento que existe, aquí y ahora, aquí es donde puedo existir, ser, expresarme, sensarme, sensarte, amarte y amarnos.

Ejercicio-​ una sesión de yoga nidra es perfecta para reconectar con nuestro cuerpo y ejercitar la atención plena.

Conectar con la sensualidad

En el mundo de los destinos, a los que preferiblemente llegar rápido; nos perdemos el gozo del camino. y la que hago a través de mis cinco sentidos, escuchando, oliendo, degustando, divisando, sintiendo cambios de temperatura, presión, texturas…Dice la mitología Hindú que el primer encuentro amoroso de Shiva y Shakti duró 25 años ininterrumpidos de entrega, en este tiempo no hubo ninguna “culminación”, sino que la presencia y entrega de ambos suponía estado de plenitud tal que no deseaban esta separación.Un encuentro erótico, ya sea con otrx o contigo mismx, es una fuente de placer en si mismo, sin destinos orgásmicos o geográficos. Disfrutar de los sentidos, recovecos, sensaciones; degustar sin prisas, soltando los temores y vergüenzas que aparezcan en el camino.

Ejercicio-​ haz un kit para los 5 sentidos, algo que te guste oler, saborear, escuchar, tocar y ver. Date un homenaje para los sentidos! Eso sí, centrandote en un sentido cada vez y poniendo allí toda tu atención. Tómate tu tiempo.

Trabajar la flexibilidad de mis creencias a través de la flexibilidad de mis caderas

En este camino al encuentro con lo sutil de nuestra sensualidad y sexualidad también he aumentado mi tono muscular, resistencia y flexibilidad lo que ha incrementado mi capacidad de exploración en ese encuentro; sobre todo el desarrollo de un movimiento consciente y más libre. Todo el trabajo de apertura de caderas, pecho o desarrollo de mi mulabhanda no solo ha cambiado el contacto mis sensaciones físicas, sino que las ha ido liberando de juicios e inflexibilidades mentales, rigideces amatorias…Porque al final nuestra fuerza, flexibilidad y equilibrio dentro del mat de yoga se refleja en nuestras actitudes, sensaciones y relaciones.

Ejercicio-​ ponte tu outfit de Ykile y ves a soltar creencias, miedos y vergüenzas, a ganar fuerza, flexibilidad y resistencia a una clase de yoga.

Resumiendo, creo que el yoga ha aportado cuerpo a todas mis teorías aprendidas a través de mi biografía; me ha regalado nuevas sensaciones y deseos y sobre todo me ha ayudado a relacionarme de forma diferente con ellos; me ha permitido darme permiso para sentir, para amar y amarme.

Beneficios del yoga para la mente

Beneficios del yoga para la mente

Aunque para muchos el yoga es una práctica física, lo cierto es que va mucho más allá

Esta práctica milenaria se ha ido expandiendo desde la India al resto del mundo debido a sus numerosos beneficios, ya que garantiza un cuerpo firme, una mente en calma y un espíritu benevolente, mejorando nuestra calidad de vida, en estos tres ámbitos.

En qué consiste la práctica de yoga

La verdadera práctica de yoga está compuesta de posturas (​asanas), relajación (​savasana), meditación (​dhyana), respiración (​pranayama), kriyas (limpiezas), mudras (sellos energéticos) y kirtan (cantos), convirtiéndose además de en un ejercicio, para muchos, en una forma de vida que busca el bienestar, la paz interior e implica un estilo de vida que compromete a la observación de pautas éticas, principios de vida y una alimentación adecuada.

El yoga integra movimiento y respiración sincronizándolos y transformándolos en una sola cosa. Su práctica puede transformar también tu vida generando cambios profundos en nuestra salud. De hecho, se usa como medicina preventiva o rehabilitadora porque estimula los procesos
metabólicos y anabólicos y mejora la circulación de energía, oxigenando el cuerpo.

Beneficios del yoga para la mente

Pero aparte de sus beneficios fisiológicos, que son muchos, debemos también enumerar las consecuencias positivas que produce en la mente, el bienestar emocional y el cerebro.

  1. Quizás el beneficio más destacable y por que el que la mayoría de la gente busca practicar yoga hoy en día es porque ​ayuda a reducir el estrés. ​​El estilo de vida de las sociedades occidentales nos puede llevar a padecer estrés, con las consecuencias que puede traer a posteriori (ansiedad, depresión…). La práctica continuada de yoga, reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés.
  2. Favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor que participa en muchos procesos y una de sus principales tareas es aumentar la producción de melatonina, la hormona que regula los ciclos del sueño. Por lo tanto, podemos afirmar que la práctica de yoga, ​mejora el sueño​​.
  3. Otra de las tareas de la serotonina es regular el humor. Niveles bajos de serotonina se asocian a conductas depresivas y ​obsesivas​. La práctica regular de yoga, ayuda a mejorar significativamente en personas con este perfil, de manera similar al ejercicio físico, debido al aumento de serotonina.
  4. Los practicantes de yoga ​mejoran la concentración​​, coordinación, tiempo de reacción, memoria, el aprendizaje y muestran una mayor habilidad para resolver problemas. 20 minutos de yoga al día son más beneficiosos a nivel cognitivo que una sesión de ​actividad física intensa.
  5. Investigadores estadounidenses de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y el Hospital General de Massachusetts han demostrado, tras un estudio, que el yoga y la ​meditación​ aumentan el tamaño de los ​telómeros​, unas estructuras que se localizan en los extremos de los cromosomas y que se relacionan directamente con el envejecimiento, el desarrollo de ciertas patologías e incluso con una muerte prematura.

El yoga como fuente de autonocimiento

El estudio concluye que parece existir una correlación positiva entre telómeros sanos y de gran tamaño, y el incremento de longevidad, la prevención de enfermedades degenerativas y la salud de las personas. Hacer yoga solamente 15 minutos al día es suficiente para producir cambios bioquímicos en el cerebro y las neuronas y ​alargar y mejorar nuestra calidad de vida.

Otro de los principales efectos que tiene el yoga en nuestra mente es que nos ayuda a desarrollar un ​autoconocimiento​​ profundo de nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestro pensamiento, favoreciendo el ​autocontrol​​.

En definitiva, lo que comienza siendo una mera práctica física en muchos casos, termina revolucionando nuestro interior para dejar su poso también a nivel mental.

Beneficios del yoga para la espalda

beneficios-del-yoga-para-la-espalda

¿Sabías que la columna vertebral es el eje de la salud y de la serenidad?

La columna vertebral nos recorre de arriba a abajo, es la raíz que nos mantiene conectados a la tierra y nos alarga hacia el cielo, además de contener la médula espinal, el canal a través del cual el cerebro envía y recibe las señales eléctricas que dan instrucciones a las piernas y los brazos entre otras partes del cuerpo.

Nuestra columna es el eje que nos mantiene erguidos, que sujeta nuestro cuerpo de manera estable y que a su vez nos permite realizar infinidad de movimientos, se extiende, se flexiona y rota en ambas direcciones,permitiéndonos girar a izquierda y derecha. Una columna vertebral sana es estable y flexible a la vez.

El yoga llega a nuestras vidas por diferentes motivos ya que cada persona tiene unas necesidades distintas pero los resultados antes o después son los mismos, el yoga mejora nuestra salud, mejora nuestra vida.

¿Sabías que …?

El ritmo de vida y muchos de nuestros hábitos interfieren en el estado de nuestra columna y nuestro sistema nervioso deteriorando nuestra calidad de vida

La espalda se divide en tres partes: la zona baja o lumbar, la zona media o dorsal y la zona alta o cervical.

Seguramente que en algún momento has sufrido un dolor de espalda; a nivel cervical, dorsal, lumbar o en varias zonas a la vez. Los motivos pueden ser varios pero frecuentemente están ligados a permanecer en una postura incorrecta y la acumulación de tensión física y mental, que va reduciendo la longitud,aprisionando las vértebras, cerrando espacio para que la respiración se desarrolle de manera completa y acortando el rango de movimiento de nuestra espalda hasta dejarnos limitados y doloridos.

¿Cómo nos beneficia el yoga?

El yoga es una auténtica medicina porque en cada práctica moviliza nuestra columna en todas las direcciones posibles.

  1. El yoga flexibiliza nuestra columna porque la práctica nos lleva a extenderla,flexionarla y rotarla con la secuencia de asanas que realizamos, siempre buscando compensar los movimientos, por lo que si hemos extendido la columna seguidamente después la flexionaremos.
  2. El yoga amplia el espacio entre las vértebras y esto ayuda a que las terminaciones nerviosas estén libres y no pinzadas.
  3. El yoga mejora nuestra postura al trabajar directamente sobre nuestros músculos abdominales, encargados de estabilizar nuestra columna.
  4. En el yoga la Respiración o ejercicios de pranayama juegan un papel muy importante, existen pranayamas en los que trabajamos con la retención del aire con los pulmones llenos, esto estira los músculos intercostales y moviliza las costillas. Conseguimos así aliviar la sensación de compresión de la caja torácica y respiramos mejor.
  5. El yoga aporta grandes beneficios a las personas con escoliosis ya que los estiramientos y torsiones llevados a cabo durante la práctica trabajan los grupos musculares que quedan descompensados debido a la forma asimétrica del tronco,hay estudios que prueban que el yoga puede ayudar a las personas con escoliosis, entre ellos este bastante reciente Aquí.
  6. El yoga relaja la musculatura de la espalda y esto hace que seamos menos propensos a sufrir contracturas y estemos más tranquilos a nivel físico y mental.

B.K.S Iyengar decía: “Si todo el mundo practicara yoga las farmacias tendrían que cerrar”

Desde luego es mucho más sencillo ir a la farmacia y comprar algo para aliviar el dolor de espalda, sea cual sea el origen de este dolor que ponernos a respirar y practicar 10 minutos de yoga al día, pero sin duda es muchísimo más beneficioso practicar y llegar a la raíz del problema para encontrar la verdadera solución y dejar de sufrir ese dolor que andar poniendo parches.

¿Y qué puedo hacer?

Yo personalmente os recomiendo unos minutos de respiración sentados en postura cómoda, en la que nuestra columna pueda estar erguida con las piernas cruzadas y podamos respirar de manera normal simplemente y hacernos consciente si nos molesta alguna zona de la espalda desde el sacro hasta la coronilla e ir llevando la conciencia sobre esas partes y el aire.

Tras esto unas asanas son el mejor remedio para mejorar nuestra espalda,entre ellas yo os recomiendo esta:

Beneficios del yoga para la espalda

Para realizar esta postura o Âsana (Adho mukha svanasana-perro cabeza abajo), partimos de cuatro puntos de apoyo con las rodillas en el suelo bajo las caderas, abrimos bien las palmas de las manos y separamos los dedos entre sí,aliviando así el peso sobre las muñecas y enraizándonos profundamente en la tierra.

¿Qué es el Yoga?

Qué es el yoga

Si preguntas a 100 profesores de Yoga , te darán 100 definiciones diferentes de lo que es el Yoga, pues compartirán cada una de sus 100 experiencias, así que aquí va la mia.

Realidad y mito

Entre los encuestados seguro surgirán palabras como unión, paz interior, meditación, asana…y después de hablar de lo que ya habla la wikipedia, surgen las sensaciones, lo que no se explica en palabras, Yoga es una vuelta a casa, una vuelta a mi misma, un espacio de autoexpresión y auto-reconocimiento; un patio de recreo donde explorar. Esta es parte de la ​UNIÓN de la que hablan los textos de Yoga​, la unión conmigo con mi entorno y con el universo.

¿Qué problema sana el yoga?

Se cree que el origen del Yoga data del 5.000 a.C, como una tradición oral durante la época Veda en India en la que se transmite diferentes formas de realización y acceso a estados contemplativos. Y si bien en el año 2.018 hemos avanzado viajando hasta la Luna, descubriendo el código genético y los factores cuantitativos de las variables de la inteligencia emocional; seguimos sin curar la enfermedad más pandémica de este siglo: la infelicidad o depresión, el estrés, la ansiedad, el vacío… Sin embargo los Brahmanes de la India del año 2018 a.C ya estaban meditando soluciones para esta dolencia: la filosofía y metodología del Yoga.

Yoga – la filosofía de la felicidad

Los Brahmanes, así como consecutivos filósofos, religiosos, psicólogos, sociólogos… a lo largo de los años se han dado cuenta de que lo que está dividido, no se reconoce, está de un modo un otro en un conflicto que tarde o temprano volverá al equilibrio (“ El principio de homeóstasis”). Por eso el Yoga nos habla de unión, unión de aquello que está escindido, “roto”; como las partes de nuestro cuerpo que negamos, las acciones en la vida que nos conflictúan, las relaciones tóxicas que establecemos, la separación del mundo, de culturas… Yoga nos habla de ​unir​ aquello que nos compone coordinando ésto a nivel físico en nuestra vida; a nivel mental aprendiendo a discriminar y caminar con excelencia; así como a nivel social en nuestro entorno.

Un método infalible

Esta misma unión es de la que habla uno de los grandes textos de Yoga a su comienzo:

“Yogas Citta Vrtti Nirodaha” – “Los Yogasutras de Patanjali”

Yoga es calmar las variaciones de la mente, dejar de identificarnos con los pensamientos y creencias que nos dividen, y llegar a aquello que permanece más allá de todas nuestras identificaciones. Yoga es sacar brillo a aquello que te hace únicx, para que puedas expresar tu unicidad con gozo y plenitud a la vez que eres capaz de reconocer la belleza de la perfecta imperfección de otros seres y circunstancias.

Después de esta definición, el libro sigue facilitando toda una serie de “tips” para el camino hacia la plenitud, sus obstáculos….un método. No hemos inventado nada nuevo!
En éste método entra la ​práctica de Yoga​, si, de cualquier yoga; ​Hatha, Vinyasa, Anusara, Rocket, Ashtanga,​ también la práctica de meditación o pranayama sin asana es yoga…todos son un camino, una experiencia para, con las herramientas del Yoga, acompañarte a sentirte plenx.

Todos son caminos para poner conciencia en el momento presente, fundirnos con él, responsabilizarnos en él y también liberarnos en el aquí y ahora. Es el único momento para ser feliz. Y es que la felicidad también se entrena! Al igual que la humildad, la moderación, la compasión, aceptación, disciplina…esto también es yoga!!

Como parte del método está la práctica de asana y ejercicios de respiración en una actitud de meditación, uniendo nuestra mente y prana (respiración y/o energía vital); ésto es lo que practicamos en una clase de yoga, traer al momento presente todo tu cuerpo y mente, respirando, oxigenando, sensando, agradeciendo, aceptando, abrazando tu ser y tus circunstancias.

Explorar tu camino y respetar tu proceso

Retomando la pregunta de Qué es el Yoga, diría que va más allá de un concurso de posturas de gimnasia rítmica, no habla de entrenar tus pinos o de posturas de yoga para adelgazar. Yoga es el método por el que a través del asana (postura), respiración (pranayama), meditación… se entrenan los valores y discriminación necesarios para una vida plena, en la que puedas reconocer – TE completx.

Cada unx es únicx en su anatomía, experiencia, creencias, inflexibilidades…y en este proceso de aceptación y reencuentro puede que llegues a tocarte la punta de tus pies, ganarás fuerza en tus brazos y tus articulaciones estarán más flexibles; pero desde luego puedo asegurar que el proceso de conocerse es mucho más emocionante y solo para viajeros intrépidos.

Cada uno está viviendo su proceso y batallas, y no estoy aquí para juzgar ningún camino sino para apoyar a explorar a través del Yoga; poder aportar algo de luz en tu camino; pues ésto es el Yoga para mi, es luz, estoy reconociendo la mía; y ésto es lo que intento transmitir en mis clases, acompañar a que cada uno descubra su luz única y esencial a través de conectar con las sensaciones, necesidades propias, explorar la auto-expresión, observar cómo escapo de las diferentes “posturas” en mi vida”, descubrir tu fuerza interior….

Yoga es un camino para re-descubrirte, y sobre todo tener una brújula que utilizar por si volvemos a perdernos en el camino.

“Descubrir tu luz y expresar tu brillo único”

Llévate el Yoga más allá de tu esterilla

Foto blanco y negro postura Yoga

“El yoga es toda una filosofía de vida y su objetivo es que te transformes a nivel interno, que mires de frente tus luces y tus sombras. El cuerpo es sólo el vehículo que usamos para recorrer este viaje de cambio mental y emocional.”

¿Qué es el yoga?

Ya hace tiempo que el yoga dejó de ser algo que practicaban unos poquitos para convertirse realmente en un fenómeno de masas. Se dice que más de 500 millones de personas lo practican en todo el mundo, no sé si será así (¡aunque aún me parece que la cifra se queda corta!), pero lo que está claro es que en occidente el yoga está en pleno apogeo.

Y es que una vez que pruebas una clase ya hay algo dentro de ti que vibra y no quiere dejar de vibrar con esa cadencia de respiración y movimiento, pero ¿qué es lo que tiene el yoga que lo hace tan especial?

¿Cuáles son los beneficios del yoga?

Lo primero que nos viene a la cabeza son todos los beneficios que tiene a nivel físico, nos ayuda a fortalecer nuestra musculatura y corregir así nuestra postura, flexibiliza y oxigena todo nuestro organismo, aumenta el sistema inmune, libera la tensión muscular, incluso puede ser de gran ayuda para encontrar nuestro peso ideal. Con tantos beneficios físicos no es de extrañar que el yoga se haya expandido más como una forma de fitness que como una disciplina interior que es lo que verdaderamente es.

Pero el yoga no nació como un ejercicio físico, el yoga es toda una filosofía de vida y su objetivo es que te transformes a nivel interno, que mires de frente tus luces y tus sombras. El cuerpo es sólo el vehículo que usamos para recorrer este viaje de cambio mental y emocional.

No hay excusa que valga, el “no soy flexible” o “no tengo fuerza” deja de tener sentido cuando buscas ir mas allá de la postura, porque el yoga no es sólo asana. Si queremos ir más allá, si queremos indagar en nuestro interior y que todo el potencial del yoga se manifieste y veamos esa transformación interna tan poderosa, tenemos que empezar a practicar yoga fuera de la esterilla.

Prácticas que ayudan al yoga

Aquí te dejo 4 ideas para que pongas en práctica en tu día a día. No hace falta esterilla, ni hacer la postura del loto, ni siquiera hace falta tener tiempo extra… lo único que hace falta es tener presencia en lo que estamos haciendo….¡y ganas de transformarnos!

  1. Más alimentos de origen vegetal y procedencia local

Una manera de practicar la no violencia, ahimsa, es cuidar qué consumimos. ¡Y qué mejor manera que empezar por nuestra alimentación! Busca aumentar el consumo de alimentos de procedencia local, cuantos menos intermediarios más fácil es saber cómo ha sido producido y bajo qué condiciones. Comienza a sustituir alimentos de origen animal por otros 100% vegetales, prueba un día a la semana que sea todo vegetal y verás que se abre todo un universo de posibilidades. Más sano y más consciente.

  1. Bendice tu alimento

Antes de comenzar a comer tómate unos segundos para agradecer. Puedes comenzar por lo más simple, agradecer a quien preparó con todo su amor tu comida y dar las gracias por tener ese plato entre tus manos.

  1. Sustituye el “no puedo” por el “no quiero”

¡Aunque sea sólo un día! No hay persona más fácil a la que mentir que a nosotros mismos. Nos creemos todo lo que nos decimos, sobre todo cuando nos lo repetimos bien a menudo y el “no puedo” siempre lo tenemos en la punta de la lengua para no hacer algo. Pero realmente es una cuestión de prioridades. En lo más profundo, lo que ocurre es que no queremos. Toma conciencia de tus decisiones y de que la responsabilidad está en tus manos. La mayor sinceridad comienza por nosotros mismos.

  1. El contentamiento

Es la sensación de que todo está en el lugar que debe estar, da igual el resultado. Sentir contentamiento en nuestra vida es aceptar que todo viene y va, comprender que lo que pasa en nuestra vida no es ni positivo ni negativo en sí mismo, somos nosotros, con nuestra manera de entender el mundo y de darle valor a las cosas, los que le ponemos la etiqueta de “malo” o “bueno”. Y si percibimos cualquier suceso como negativo, serán negativas sus consecuencias.

No se trata de ver todo de color de rosa, se trata de aceptar, plenamente. De aceptar la belleza del momento, ya sea la belleza de una risa o de una lágrima. Porque sólo cuando hay luz, somos capaces de apreciar las sombras.

Y recuerda, que practicar yoga no es hacer posturas, que no hace falta esterilla, ni hacer la postura del loto, ¡ni siquiera hace falta tener tiempo extra! Porque el yoga va más allá de todo eso, el yoga es un camino de transformación y por eso, lo único de verdad indispensable para hacer yoga es querer cambiar.