Loader

Chandra Namaskar: saludo a la luna

Chandra Namaskar

¿Sabías que en yoga no sólo saludamos al sol, sino que también podemos saludar a la luna? Aunque es menos habitual, existen secuencias de saludo a la luna o Chandra Namaskar, que se practican en fechas específicas.

Habitualmente, se realizan en días de luna llena o luna nueva y, al igual que ocurre con el saludo al sol, hay diferentes versiones. Hoy te traigo la que más me gusta. Si practicas en grupo, podéis colocar las esterillas en círculo y la secuencia se ve como una coreografía de movimientos suaves.

Qué es el saludo a la luna

Se trata de un ejercicio de calentamiento y se realiza antes de la sesión de asanas o posturas. Las posturas se van encadenando una tras otra, al ritmo de la respiración. Visto desde fuera es como si dibujases un mandala con tu cuerpo, circular y simétrico, sin moverte del sitio.

Son asanas que te ayudan a enraizar con la tierra, como si te hundieras en ella, por eso no incluye posturas invertidas, como el perro boca debajo de Surya Namaskar.

Mi versión de Chandra Namaskar

Durante una clase o práctica específica destinada a bajar la energía y encontrar la calma y la estabilidad que la luna llena suele quitarte, puedes realizar 3 o 4 vueltas completas, y continuar después con una serie de asanas también destinadas a relajar y calmar tanto el cuerpo como la mente. Lleva un poco más de tiempo que el saludo al sol tradicional, pero cuando le coges el truco es muy sencillo y gustoso dejarse llevar.

Saludo a la luna Yoga

Sigue el sentido de las agujas del reloj y comienza a las 12 en punto. Se realiza siempre hacia el mismo lado, no es necesario repetir, pues toda la vuelta es simétrica. Inhala en las posturas de apertura de pecho y exhala en las de cierre. Poco a poco irás fluyendo y cada vuelta será más armónica y más conectada con tu respiración.

  • Hasta Uttanasana – postura de los brazos elevados. Inhala.
  • Chandrasana – postura de la luna, a la derecha. Exhala e inhala de nuevo.
  • Utkata Konasana – postura de la diosa. Exhala.
  • Utthita Tadasana – postura de la estrella. Inhala.
  • Trikonasana – postura del triángulo, a la derecha. Exhala e inhala.
  • Parsvottanasana – postura de la pirámide, a la derecha. Exhala.
  • Banarasana – postura del corredor, a la derecha. Inhala.
  • Ardha Malasana – postura de media guirnalda, a la derecha. Exhala.
  • Malasana – postura de la guirnalda. Inhala, exhala, inhala de nuevo.
  • Ardha Malasana – postura de media guirnalda, a la izquierda. Exhala.
  • Banarasana – postura del corredor, a la izquierda. Inhala.
  • Parsvottanasana – postura de la pirámide, a la izquierda. Exhala.
  • Trikonasana – postura del triángulo, a la izquierda. Inhala y exhala.
  • Utthita Tadasana – postura de la estrella. Inhala.
  • Utkata Konasana – postura de la diosa. Exhala.
  • Chandrasana – postura de la luna, a la izquierda. Inhala y exhala.
  • Hasta Uttanasana – postura de los brazos elevados. Inhala.

Qué me aporta saludar a la luna

Cuando cambian las fases lunares todo se altera: la naturaleza y nosotros. Hay quien lo nota más y quien, menos. Practicar el saludo a la luna en esos momentos tiene beneficios que contrarrestan dicha alteración:

  • Calma el sistema nervioso.
  • Deja la mente en estado de reposo, relajándola y liberándola de pensamientos.
  • Ayuda a conciliar el sueño.
  • Ayuda a canalizar la energía lunar y sus propiedades creativas.

Saludo a la luna

Si quieres terminar de relajarte y mantener el estado de calma que te proporciona esta secuencia, puedes practicar la respiración abdominal sólo por tu fosa nasal izquierda durante unos minutos (tantos como necesites).

¿Te gustaría saber más sobre la influencia de las fases lunares en el organismo?

Déjame un mensaje y estaré encantada de ampliar el tema en otro post.

2 Comentarios
  • narda portilla
    Publicado en 17:58h, 21 junio Responder

    Muy interesante
    Casi siempre con Luna Llena o Nueva noto este cambio. Y luego veo el calendario y coincide con este episodio.
    Agotamiento es el mas intenso.
    Gracias

    • Laura
      Publicado en 12:05h, 23 junio Responder

      Muchas gracias por compartir tu experiencia, Narda. Si quieres saber más, estaré encantada de ampliar el tema.
      Namaste.

Publica un comentario