¿Cuál es la indumentaria adecuada para hacer yoga?

Ropa para Yoga

Qué pregunta tan sencilla y qué complicada la respuesta. Te diría que puedes practicar yoga en pijama, con un chándal viejo o como viniste al mundo (altamente recomendable, pues trabaja directamente sobre tu autoestima).

Sin embargo, no creo que elijas ninguna de las opciones anteriores para ir a clase. Hoy en día la oferta de ropa para yoga es abrumadora, especialmente para mujeres. Imagino que el mercado se expandirá a medida que los hombres se vayan animando a colocarse sobre la esterilla…

Encontrarás profesores que prefieren a sus alumnos con ropa no demasiado holgada, hay quienes piden que los colores sean suaves y sin estampados, y quienes sólo pedimos que estés cómodo. Además, dependiendo de la modalidad de yoga, verás alumnos completamente vestidos de blanco, otros con ropa técnica como la de crossfit… para cada práctica, una necesidad.

Comodidad o diseño

Entras en Instagram y ves fotos espectaculares de yoguinis haciendo piruetas imposibles con ropa maravillosa. Pero no es oro todo lo que reluce. Es importante que las prendas te permitan moverte en todos los ángulos y que no tengan cremalleras, costuras o botones en lugares que te vayan a resultar incómodos.

Siente tu ropa tan cómoda que no interfiera en tu práctica, como si no llevaras nada.

Ante todo, prima la comodidad. Cuando estás sobre la esterilla no deberías estar pendiente de que se te clave una costura, que te venga sobre la cabeza una capucha decorativa o cuánto resbalas con esos calcetines.
Y, como plus, no estaría mal echarle un vistazo a la composición del tejido y la fabricación de las prendas. Puedes contribuir a cuidar el medioambiente y también tu piel.

Ykile, mi segunda piel

Personalmente, tengo en cuenta una lista de aspectos antes de hacerme con una nueva prenda para mi práctica. La comparto contigo para que te sirva de guía.

    1. Comodidad: si hago el perro boca abajo en la tienda y la camiseta se me viene a la cara, se queda en la percha. Lo mismo pasa si al sentarme en loto las mallas me tiran o se retuercen.
    2. Tejidos: fácil de lavar, transpirable y con la menor cantidad de fibra sintética posible. Es la mejor forma de evitar reacciones alérgicas.
    3. Relación calidad/precio.

Todos estos requisitos, y alguno más, los cumplen las prendas de la marca Ykile. A todo ello se suma la suavidad del tejido y la sensación de no llevar nada puesto, así no estoy pendiente de la ropa mientras practico.

Tras varias semanas de práctica con esta ropa, me siento cada día más maravillada de lo cómoda que es. ¡Me la pondría incluso para salir por ahí! Es bonita, alegre (quién dijo que en invierno tenemos que vestir colores oscuros y apagados), muy suave, te permite realizar cualquier postura, por complicada que sea. Y no te la quieres quitar al terminar, de verdad que no.

Qué tiene la ropa de Ykile

Además de cumplir mi lista de requisitos en cuanto a la ropa para yoga, Ykile tiene unos valores éticos y morales muy acordes con los de Karma Yoga. Diseñan en España, fabrican en Europa de manera sostenible, los tejidos llevan fibra vegetal y sus prendas tienen el certificado Öko-Tex.

Lo que más me enamoró de ellos fue su cariño por el detalle. El detalle en sus diseños y en su trato contigo. Desde la primera vez que les contactas hasta que la ropa llega a tus manos no dejan nada al azar. Su prioridad eres tú y cuidan de que todo sea sencillo y cómodo.

Te invito a pasarte por su boutique online y por mi pequeña tienda en Karma Yoga y comprobar todo lo que digo. Ykile no te dejará indiferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestros blogger

Beatriz Peláez Velasco

Ver más

Cristina Madrid

Ver más

Eva Jordá Mollá
SanaTuVida Coaching

Ver más

Jorge Cabellos
Yoga Evolution School

Ver más

Laura Pérez Rebollo

Ver más

Laura Prada
Unita Yoga

Ver más

Miriam Escudero
Yoga con K

Ver más