Detox. Cambia tus hábitos nutricionales

Hábitos saludables

Hemos dejado atrás el 2018, seguramente en estos últimos meses lleno de celebraciones alrededor de una mesa, lo que nos ha llevado a cometer excesos en lo que a nuestra alimentación se refiere. No es momento para fustigarse, ni tampoco estoy yo aquí para eso, lo has disfrutado y eso es lo importante, pero sí, estoy aquí para ayudarte si tu propósito para este nuevo año es cambiar de hábitos, especialmente en tu relación con la comida.

Detox. Cambia tus hábitos nutricionales

El détox es una palabra que se ha puesto muy de moda, aunque realmente se trata de una práctica que deberíamos llevar como parte de nuestro estilo de vida. Es un proceso en el cual, eliminaremos el consumo de alimentos/productos poco saludables e iniciaremos/continuaremos el consumo de alimentos naturales que ayudarán a tu organismo a eliminar lo que no necesita, facilitando así su funcionamiento y eliminando síntomas como el cansancio, dolores de cabeza, problemas digestivos…

El periodo de transición es importante, piensa que llevas unos días (en el mejor de los casos) o mucho tiempo alimentándote de una manera ácida para tu cuerpo y de repente comenzar a tomar zumos verdes puede ser que la limpieza sea muy fuerte y te sientas mal. Además, no buscamos que lleves una dieta o que tengas esa sensación, buscamos cambiar de hábitos, que sea sostenible en el tiempo. Por eso, el periodo de transición es tan importante.

Bases para comenzar la transición

Empezaremos la casa por los cimientos:

Fruta y verdura

La verdura y la fruta serán tu base, especialmente las verduras de hoja verde, con alto contenido en clorofila, la sustancia verde que protagoniza la fotosíntesis en las plantas y que en el cuerpo humano produce efectos antioxidantes y depurativos.

Azúcar y procesados

Deja de lado el azúcar y los alimentos procesados. Cereales de caja, lácteos, refrescos, zumos embotellados, hidratos refinados, comidas preparadas, alcohol, edulcorantes artificiales, grasas refinadas o fritos, gluten. ¡No elimines, sustituye! No se trata de prohibirte nada sino de encontrar versiones más saludables de esos alimentos:

  • Cereales de caja/Pasta: arroz integral, quiona, amaranto, trigo serraceno. Los cereales siempre en su versión real, que es siendo integral.
  • Leche animal: bebidas vegetales: avena, arroz, coco, soja, almendra…
  • Chocolate con leche: chocolate con mayor % de cacao puro, sin azúcar blanca añadida y/o nis de cacao. Puedes hacer una nutella “homemade” súper rápida y fácil con cacao puro desgrasado, avellanas, leche vegetal y endulzada con azúcar de coco/sirope de agave.
  • Azúcar blanco: sustituir por sirope de agave crudo, azúcar de coco o estevia

Las proteínas

Si comes proteína animal, que sea 1 vez al día y preferiblemente por la noche.

Los horarios

Evita comer a media mañana y media tarde. Si realizas 3 comidas con las que te quedas saciada de verdad no tendrás esa necesidad de estar constantemente picando. Si tienes hambre, puedes tomar 1 fruta o frutos secos (preferiblemente nueces o almendras).

Los desayunos

Todas las mañanas toma en ayunas un vaso de agua caliente/templada con limón y jengibre, te ayudará a equilibrar el PH de tu organismo, al mismo tiempo que continúas ayudando a tu cuerpo en el proceso de desintoxicación que realiza durante las noches.

Cambia el zumo de naranja del desayuno, por un zumo verde. Mi combinación favorita es: manzana + zanahoria + apio + limón + espinaca/kale, pero en internet puedes encontrar muchas recetas hasta dar con tu favorita.

En la comida

Tu plato ideal sería: 50% frutas y verduras + 25% de granos enteros (ejemplo: arroz integral, espaguetis de trigo serraceno, avena…) y un 25% de proteína vegetal o animal (garbanzos, azukis, huevos, pescado, pollo…) Si tu elección es la proteína animal, es importante que sean de calidad, preferiblemente ecológica.

El agua

Bebe 2 litros mínimo de agua al día, ayudaras al organismo en el proceso de eliminación.

Plan Detox

Pensamiento positivo y hábitos saludables

Di adiós a las críticas y juicios a tu cuerpo. Pon atención en la manera en la que te hablas, envía pensamientos positivos de amor y tranquilidad hacia el. Y si un día comes algo “que no debes” no te sientas mal, y date permiso, disfrútalo. Todo camino requiere un tiempo y lo importante es “cumplir” el 90% de las veces.

No te estreses. Recuerda que el estrés incrementa los niveles de cortisol, lo que hace que altere tu sueño, contracturas, colitis… lo que hace que estés más nervis@ y el hambre emocional acabe apareciendo.

Lleva un estilo de vida activo. ¿Sabes cuál es el mejor ejercicio? ¡el que te gusta!, simplemente muévete, el sistema linfático es uno de los órganos de desintoxicación y si tú no te mueves, el tampoco.

Toma consciencia, controla el hambre emocional, si el problema no es el hambre, la comida no es la solución.

Antes de dormir toma chlorella, un super alimento con un montón de propiedades, entre ellas la depuración.

“Los ciudadanos saludables son el mayor activo que un país puede tener” Winston Churchill

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestros blogger

Andreína Maris

Ver más

Beatriz Peláez Velasco

Ver más

Cristina Madrid

Ver más

Eva Jordá Mollá
SanaTuVida Coaching

Ver más

Jorge Cabellos
Yoga Evolution School

Ver más

Laura Pérez Rebollo

Ver más

Laura Prada
Unita Yoga

Ver más

Miriam Escudero
Yoga con K

Ver más

noelia catalán

Ver más

Paula Sánchez González

Ver más