Loader

La respiración es vida

Yoga y respiración

La respiración es el acto más vital y a la vez el más mecánico y por eso desconocido para todx.

Quizás aún no te has parado a contemplar detenidamente tu respiración pero eres capaz de sentir que el estado de tu cuerpo cambia a lo largo del día y en las distintas etapas de tu vida y esto está estrechamente ligado a tu RESPIRACIÓN.

No es casual que cuando experimentamos un momento de estrés nuestra respiración se vuelva corta y rápida y a su vez nuestro latido se acelere, al igual que cuando estamos en profunda calma la respiración se alarga y esto aporta aún más calma a nuestro organismo.

¿Qué es la respiración?

Si nunca te has parado a preguntarte esto, quizás estás aquí porque es el momento exacto para descubrir que tu respiración es mucho más que el movimiento mecánico de inhalar oxígeno y exhalar dióxido de carbono.

La vida va a un ritmo vertiginoso que a menudo no nos permite PARAR, PARAR Y RESPIRAR y llega un momento en el que el cuerpo y la mente solicitan ese espacio y ese tiempo a gritos y es ahí donde llega el espacio para observar nuestra respiración y cuidarla, cuidarnos.

La vida no es ilimitada y la calidad de la vida debería ser nuestra prioridad, seguro que hemos oído más de una vez que “La calidad de nuestra respiración determina la calidad de nuestra vida” y como con casi todo en la vida sólo prestamos atención cuando el cuerpo ya no puede más y grita, cuando nos falta la salud o el nivel de estrés no nos permite descansar y recuperarnos para sentirnos llenos de energía cada día.

Antes de llegar hasta ahí podríamos hacernos esta pregunta.

¿Cómo es nuestra respiración?

La respiración se produce de manera automática pero podemos trabajar sobre ella y tomar conciencia para que nuestro cuerpo se beneficie por completo de este proceso.

Respirar es estar vivx, es llenar de vida nuestro cuerpo y nuestra mente.

En mis clases de Yoga me encanta compartir que cada respiración es una oportunidad para vivir,para llenar de vida cada movimiento, para llenar de intención cada gesto, dentro de la esterilla y fuera de ella, para encontrar ese tiempo y espacio y respirar conscientemente.

Creo que esta pregunta a menudo va ligada a un proceso de adentrarse en la profundidad del ser para descubrirnos, para mí es algo que ha venido de la mano de la práctica de Yoga, cuando empecé a practicar no era consciente de los cambios que produce la buena respiración en el cuerpo pero sobre todo, en la mente, para mí lo más importante y creo que en el mundo en el que vivimos y con el tipo de vida que llevamos es una herramienta muy valiosa para cuidarnos.

Ahora me encuentro a menudo fuera de la esterilla dándome cuenta de que un estado emocional que crea sensaciones agradables o desagradables viene de la mano de cómo estoy respirando y no es que lo diga ningún libro, que también hay muchos que hablan sobre esto,es que lo veo en mí, lo siento en mi cuerpo y en mi mente.

Yo respiro de diferentes maneras, casi siempre por la nariz pero a veces, cuando estoy nerviosa mi respiración no pasa de la zona torácica y esto crea un desequilibrio que aporta tensión a mi zona del pecho y entre mis escápulas y todo se vuelve un círculo vicioso, cuando soy consciente puedo invertir el proceso y llevar el aire hacia mi abdomen y aunque puede parecer un ejercicio complicado al principio, trae beneficios a corto y largo plazo.

¿Cómo podemos mejorar nuestra respiración?

Existe un tipo de respiración llamada “completa” que nos invita a ser conscientes de ese proceso respiratorio y utilizarlo con inteligencia para cuidar de nosotros.

Vamos a ver cómo es:

Imagina que tu cuerpo es un vaso de agua dividido en tres partes y que al inhalar lo primero que se llena es la parte de abajo, la zona del abdomen, por debajo del ombligo se hincha como si fuésemos un globo, seguidamente se movilizan las costillas que corresponden a la zona media del vaso y por último en la fase de inhalación se ensancha el pecho, la zona alta del cuerpo y del vaso. Intenta sentir la existencia de esas tres partes y la unión en la inhalación, sin entrecortar la respiración. Te puede ayudar contar hasta tres por ejemplo para empezar y luego ir aumentando el tiempo de inhalación a medida que tu capacidad pulmonar en uso se amplíe.

Cuando estés listx para exhalar imagina que lo primero que sale del vaso de agua es la parte de arriba, así que deja que el pecho vuelva a su lugar con el comienzo de la exhalación y que seguidamente las costillas se recoloquen en su lugar de orígen y por último el globo de tu abdomen se vacíe y vuelva a su lugar. Vacía por completo tu cuerpo de aire, esto es quizás lo más importante para poder llenarte de nueva vida con cada inhalación.

“Deja que el aire envuelva tu corazón y abrace todo tu cuerpo”

Beneficios de una respiración completa

FÍSICOS

  • Aumento de la capacidad pulmonar.
  • Uso completo del Diafragma, músculo que gobierna la respiración y que masajea los músculos abdominales aumentando el riego sanguíneo en los órganos y su buen funcionamiento.
  • Aporta elasticidad a los órganos.
  • Mejora la oxigenación de los músculos.
  • Disminución de la frecuencia cardiaca.

MENTALES

  • Equilibra el sistema simpático (acción) y parasimpático (Descanso) por lo que nos sentimos más traquilx.
  • Nos aporta conciencia sobre nuestras emociones y la capacidad de desarrollar control sobre ellas.
  • La capacidad de vivir en el presente, cuando respiramos conscientemente vemos que el único momento que existe es el presente y esto acaba con el estrés que genera estar pensando en el futuro constantemente.

LA RESPIRACIÓN ES UNA INVITACIÓN A LA VIDA, ¡VÍVELA!

Ejercicios de yoga y respiración

Espero que si estás aquí leyendo te llegue con todo el cariño con el que lo escribo, deseando que te sirva igual que me sirve a mí,

Un abrazo grande,

Namasté,

Bea.

No hay comentarios

Publica un comentario