Llévate el Yoga más allá de tu esterilla

Foto blanco y negro postura Yoga

“El yoga es toda una filosofía de vida y su objetivo es que te transformes a nivel interno, que mires de frente tus luces y tus sombras. El cuerpo es sólo el vehículo que usamos para recorrer este viaje de cambio mental y emocional.”

¿Qué es el yoga?

Ya hace tiempo que el yoga dejó de ser algo que practicaban unos poquitos para convertirse realmente en un fenómeno de masas. Se dice que más de 500 millones de personas lo practican en todo el mundo, no sé si será así (¡aunque aún me parece que la cifra se queda corta!), pero lo que está claro es que en occidente el yoga está en pleno apogeo.

Y es que una vez que pruebas una clase ya hay algo dentro de ti que vibra y no quiere dejar de vibrar con esa cadencia de respiración y movimiento, pero ¿qué es lo que tiene el yoga que lo hace tan especial?

¿Cuáles son los beneficios del yoga?

Lo primero que nos viene a la cabeza son todos los beneficios que tiene a nivel físico, nos ayuda a fortalecer nuestra musculatura y corregir así nuestra postura, flexibiliza y oxigena todo nuestro organismo, aumenta el sistema inmune, libera la tensión muscular, incluso puede ser de gran ayuda para encontrar nuestro peso ideal. Con tantos beneficios físicos no es de extrañar que el yoga se haya expandido más como una forma de fitness que como una disciplina interior que es lo que verdaderamente es.

Pero el yoga no nació como un ejercicio físico, el yoga es toda una filosofía de vida y su objetivo es que te transformes a nivel interno, que mires de frente tus luces y tus sombras. El cuerpo es sólo el vehículo que usamos para recorrer este viaje de cambio mental y emocional.

No hay excusa que valga, el “no soy flexible” o “no tengo fuerza” deja de tener sentido cuando buscas ir mas allá de la postura, porque el yoga no es sólo asana. Si queremos ir más allá, si queremos indagar en nuestro interior y que todo el potencial del yoga se manifieste y veamos esa transformación interna tan poderosa, tenemos que empezar a practicar yoga fuera de la esterilla.

Prácticas que ayudan al yoga

Aquí te dejo 4 ideas para que pongas en práctica en tu día a día. No hace falta esterilla, ni hacer la postura del loto, ni siquiera hace falta tener tiempo extra… lo único que hace falta es tener presencia en lo que estamos haciendo….¡y ganas de transformarnos!

  1. Más alimentos de origen vegetal y procedencia local

Una manera de practicar la no violencia, ahimsa, es cuidar qué consumimos. ¡Y qué mejor manera que empezar por nuestra alimentación! Busca aumentar el consumo de alimentos de procedencia local, cuantos menos intermediarios más fácil es saber cómo ha sido producido y bajo qué condiciones. Comienza a sustituir alimentos de origen animal por otros 100% vegetales, prueba un día a la semana que sea todo vegetal y verás que se abre todo un universo de posibilidades. Más sano y más consciente.

  1. Bendice tu alimento

Antes de comenzar a comer tómate unos segundos para agradecer. Puedes comenzar por lo más simple, agradecer a quien preparó con todo su amor tu comida y dar las gracias por tener ese plato entre tus manos.

  1. Sustituye el “no puedo” por el “no quiero”

¡Aunque sea sólo un día! No hay persona más fácil a la que mentir que a nosotros mismos. Nos creemos todo lo que nos decimos, sobre todo cuando nos lo repetimos bien a menudo y el “no puedo” siempre lo tenemos en la punta de la lengua para no hacer algo. Pero realmente es una cuestión de prioridades. En lo más profundo, lo que ocurre es que no queremos. Toma conciencia de tus decisiones y de que la responsabilidad está en tus manos. La mayor sinceridad comienza por nosotros mismos.

  1. El contentamiento

Es la sensación de que todo está en el lugar que debe estar, da igual el resultado. Sentir contentamiento en nuestra vida es aceptar que todo viene y va, comprender que lo que pasa en nuestra vida no es ni positivo ni negativo en sí mismo, somos nosotros, con nuestra manera de entender el mundo y de darle valor a las cosas, los que le ponemos la etiqueta de “malo” o “bueno”. Y si percibimos cualquier suceso como negativo, serán negativas sus consecuencias.

No se trata de ver todo de color de rosa, se trata de aceptar, plenamente. De aceptar la belleza del momento, ya sea la belleza de una risa o de una lágrima. Porque sólo cuando hay luz, somos capaces de apreciar las sombras.

Y recuerda, que practicar yoga no es hacer posturas, que no hace falta esterilla, ni hacer la postura del loto, ¡ni siquiera hace falta tener tiempo extra! Porque el yoga va más allá de todo eso, el yoga es un camino de transformación y por eso, lo único de verdad indispensable para hacer yoga es querer cambiar.

Un comentario de “Llévate el Yoga más allá de tu esterilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestros blogger

Beatriz Peláez Velasco

Ver más

Cristina Madrid

Ver más

Eva Jordá Mollá
SanaTuVida Coaching

Ver más

Jorge Cabellos
Yoga Evolution School

Ver más

Laura Pérez Rebollo

Ver más

Laura Prada
Unita Yoga

Ver más

Miriam Escudero
Yoga con K

Ver más