Loader

Lo que sí y lo que no en yoga

Vivimos conectados a los dispositivos digitales, continuamente consultando las redes sociales, plataformas online y titulares rápidos y llamativos que buscan recibir “clicks”. La cultura del “like”. Todo es rápido, visual, efímero. Todo tiene que llamar la atención para que le dediquemos apenas un par de segundos y lo olvidemos por completo. Incluso el yoga.

Cientos de perfiles de cuerpos perfectamente esculpidos llevando atuendos carísimos y ejecutando posturas casi imposibles más dignas de un acróbata de circo. No vengo aquí a decir que eso no sea yoga. Hoy te quiero invitar a ser un poco crítico, a no creerte todo lo que ves y a buscar de nuevo la definición de la palabra yoga, buscar de nuevo las bases de esta milenaria filosofía y volver a ello.

No creas todo lo que ves

Igual que hay cuentas de personas que sólo buscan la aprobación de los demás para alimentar su ego hay también cuentas de yoguis que quieren compartir sus conocimientos, su experiencia, su sabiduría y también sus dudas contigo.

Puede no ser fácil diferenciarlos, aunque un rápido vistazo a su historial de fotos o vídeos te va a ir dando pistas. Si te sigue costando verlo, sigue leyendo y toma nota de lo que también es yoga, aunque no luzca tanto.

*Por supuesto, a todos nos gusta deleitarnos la vista de vez en cuando y darle “play” a esos vídeos que nos hacen soñar despiertos, sabiendo que no es yoga lo que vemos y que, muy probablemente, está fuera de nuestro alcance.

Yoga real vs. yoga del postureo

Practicas yoga para ti y para nadie más. En tu casa, sobre tu esterilla o el suelo, en pijama, ropa interior o con una camiseta vieja y ajada. Eso es yoga: mirarte por dentro, respirar, sentir, moverte, buscar tus límites y experimentar lo que necesitas en cada momento, escuchando las señales de tu propio cuerpo. Eso es yoga (el yoga físico, al menos) y aquí debería terminar este post.

Pero estamos en 2019 y no podemos evitar conectarnos, es parte de nuestra evolución. Aquí te dejo algunos “tips” para diferenciar lo que estás viendo:

  • No es yoga si implica una alineación imposible de los músculos que puede derivar en lesión, sólo porque queda bonito.
  • No es yoga si te invita a hacer cualquier postura sin incidir en las excepciones (estado de salud, contraindicaciones).
  • No es yoga si en todo su historial no hay una sola entrada con posturas sencillas, básicas, accesibles a todo el mundo. ¿Seguro que practica siempre sólo lo más vistoso?
  • No es yoga si la inmensa mayoría de las entradas están patrocinadas, son sorteos o, directamente, son publicidad.

Lo que sí y lo que no en una clase

Hace tiempo ya publiqué un post en este mismo blog hablando de cómo elegir un profesor de yoga, pero quiero insistir en aquello que debes tener en cuenta cuando te unes a una clase de yoga por primera vez.

Fíjate en cómo se comporta tu profesor: mirar el móvil, haceros fotos sin permiso, detener la clase para que todo el mundo vea de cerca cómo alinea sus músculos y mueve imperceptiblemente alguno de ellos, regañarte por colocarte “mal” en una determinada postura, etc. Son ejemplos de lo que no es yoga y, aunque te parezca exagerada, créeme cuando te digo que lo he vivido como alumna.

Y ten en cuenta también todo lo demás: limpieza y temperatura del local y de los materiales, espacio entre esterillas, normas, horarios y precios expuestos en zonas visibles, ambiente relajado entre los alumnos, facilidad de preguntar (antes o después de la clase) cualquier duda. Eso también es yoga. Es otra manera de aplicar los Yamas y Niyamas (no mentir, no aplicar violencia, no robar, mantener limpieza y orden, austeridad, etc.)

Por resumir un poco todo este post, lo que sí y lo que no en yoga es bastante sencillo de definir: sí a la humildad, honradez, transparencia, auto crítica y sencillez. No al postureo, el ego desmedido, la exhibición y la búsqueda de aceptación de los demás a cualquier precio.

2 Comentarios
  • clara
    Publicado en 14:38h, 19 noviembre Responder

    Hola Laura,

    Simplemente darte las gracias por esta breve, pero valiente, publicaci’on sobre lo que si y lo que no en Yoga. Es dificil diferenciar que cuentas son las menos artificiales, por llamarlas de alguna forma, y cuales son las que te aportan conocimientos. Pasa lo mismo con los profesores y como alumna me impacta mucho que un profes@r coja de repente su movil para grabar…….

    De nuevo, muchas gracias por compartir tu opinión y experiencia!!

    Clara

    • Laura
      Publicado en 17:02h, 19 noviembre Responder

      Gracias, Clara. Mi intención es aportar un poco de luz entre tanta oferta y sobreinformación. A veces me preguntan por qué no subo a mis rrss fotos de mis alumnos en plena clase. Me parece muy sencillo de responder: porque eso no es yoga.

Publica un comentario