Qué es y cómo empezar a hacer yoga

Qué es el yoga

La palabra Yoga significa unión. Es una forma de vida milenaria originaria de la India que engloba diferentes prácticas dentro y fuera de la esterilla en su búsqueda de restablecer y mantener el equilibrio o unión entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

El yoga como forma de vida va enfocado a recuperar nuestro bienestar, lo cual no sólo nos beneficia a nosotros, sino a quienes nos rodean, pues hace que nuestras relaciones con los demás sean más fluidas, fáciles, comprensivas y compasivas.

No solo nuestro cuerpo, sino también nuestra mente gana flexibilidad con la práctica.

Cuáles son los beneficios del yoga

Está demostrado que la práctica regular de yoga tiene múltiples beneficios sobre la salud. Aunque lo más llamativo son las posturas sobre la esterilla o asanas, durante tu práctica también realizas ejercicios de respiración (pranayama) y de meditación.

Todo ello va calando poco a poco y ejerciendo una beneficiosa influencia sobre tu cuerpo, tu mente, tu respiración e incluso tus hábitos y forma de vida. Es algo que no puedes apreciar en un primer momento, pero cuando miras atrás, te das cuenta de los cambios que se han producido en ti y de lo bien que te sientan.

Beneficios del yoga para la mente

Estos son sólo algunos de los beneficios del yoga para tu mente:

  • Desarrolla una mayor consciencia a la hora de realizar cualquier actividad física.
  • Ayuda a conseguir equilibrio físico y psíquico.
  • Estabiliza la mente y favorece un estado emocional positivo.
  • Ayuda a mejorar la memoria y proporciona claridad mental.
  • Otorga calma y serenidad, mejora la concentración.
  • Ayuda a calmar la mente, lo cual influye al practicar concentración, atención consciente y meditación.
  • Ayuda a combatir el insomnio.

Beneficios del yoga para adelgazar

Aunque el objetivo del yoga no es adelgazar y, por más que nos lo vendan como tal, no es un deporte, es indudable que a largo plazo tu cuerpo cambia. Tus músculos ganan elasticidad y fuera, tus articulaciones también se fortalecen y tus nuevos hábitos (patrones de sueño, forma de alimentarte) afectan a tu peso.

  • Mejora la postura, fortalece los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones.
  • Ayuda a recuperar la salud y la buena forma física.
  • Restablece el funcionamiento óptimo de todos los sistemas y aparatos del cuerpo.
  • Purifica las vías respiratorias, estimula el proceso digestivo.
  • Mejora el conocimiento del propio cuerpo y sus necesidades.

Diferencias entre yoga, pilates y tai chi

Tanto yoga como pilates como tai chi tienen en común la gran importancia que le dan a la respiración, la consciencia que aplicas en todos los movimientos que haces y la percepción de tu propio cuerpo que ganas a medida que los practicas. Pilates no trabaja la meditación pero, por lo demás, en las tres disciplinas se combina movimiento, respiración y concentración.

Yoga va más enfocado en equilibrar todo el cuerpo, dando importancia a tu columna y tus caderas. Cada músculo, cada articulación, la parte física del yoga se centra en el equilibrio, trabajar por igual todo el cuerpo. Dependiendo del tipo de yoga, puede ser más estático o más dinámico.

Pilates está un poco más centrado en tu tronco, tu abdomen, lo que hoy en día llamamos “core”. Todo el cuerpo trabaja y lo hace a partir de los músculos de tu abdomen. Las posturas se mantienen, acompañadas de la respiración.

Tai chi es un arte marcial basado en el movimiento, recreando luchas como si fueran una coreografía. Es armonioso, consciente y lento, siempre fluyendo. Se practica siempre de pie, por lo que las piernas son la parte más importante en la que se enfoca. Equilibra la energía.

Cómo empezar a hacer yoga

Si nunca has practicado yoga, acude a clase. No comiences con vídeos de internet porque hay tanto y tan variado que no vas a saber elegir. Lo mejor para empezar es una clase en grupo guiada. Infórmate sobre el estilo de yoga que imparten, en qué consiste, cuánto dura y todo lo que consideres importante antes de apuntarte.

Hay un montón de sitios a los que ir a probar, prueba hasta que encuentres aquel en el que sientas comodidad, cuyo profesor te genere confianza y el estilo de yoga se ajuste a lo que buscas o necesitas. No es lo mismo una clase de Kundalini que una de Ashtanga, por ejemplo.

Cómo empezar a hacer yoga

El tiempo que le quieras dedicar a tu práctica es muy personal. Una clase por semana es una buena frecuencia para ir tomando contacto e ir viendo cómo te sienta, qué te aporta y cómo te afecta el yoga. Con el tiempo, puedes ir añadiendo más clases por semana – ¡incluso puedes engancharte y practicar a diario!

No hay una frecuencia ideal. Cada persona es un mundo y cada día es diferente. Observa el momento vital en el que estás, habla con tus profesores y decide acorde a tus necesidades.

¿Es bueno el yoga para las lesiones?

Sí, el yoga es bueno para las lesiones: fortalece y da elasticidad a músculos y articulaciones, ayudando a su recuperación. Pero ten cuidado: antes de nada, consulta con tu médico o tu terapeuta, coméntale que quieres practicar yoga y sigue siempre su consejo.

En clase intentamos adaptarnos a la condición de cada alumno y de dar alternativas para aquellas posturas o respiraciones que no puedes realizar. Sin embargo, tanto tú como tu profesor os sentiréis más seguros si conocéis al detalle la lesión y si tienes un diagnóstico concreto. Yoga es para todo el mundo, pero es importante conocer tus propias limitaciones.

Cómo puede el yoga cambiar tu vida

Aunque la práctica de yoga no obra milagros de la noche a la mañana, es posible que te sientas diferente al salir de clase que cuando entraste. Poco a poco, a medida que vayas practicando, sí notarás diferencias, tanto a nivel físico como mental y emocional. Deja que calen.

Tu cuerpo se volverá más fuerte y flexible y descubrirás que eres capaz de hacer posturas que creías imposibles. Al mismo tiempo, tu mente se irá calmando, se tornará más positiva y más abierta a observar y a aceptar.

Respirarás de manera más eficiente y sentirás que te ayuda a mejorar tu calidad de sueño y a controlar tus estados de ánimo. A la larga, te darás cuenta de que enfermas menos y tienes más energía.

Yendo un poco más allá, te descubrirás observando el mundo desde una nueva perspectiva y mejorarán tus relaciones con los demás.

Como he dicho al principio, el yoga es una forma de vida que te aporta múltiples beneficios. En tu mano está darle una oportunidad. ¡No tienes nada que perder!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestros blogger

Beatriz Peláez Velasco

Ver más

Cristina Madrid

Ver más

Eva Jordá Mollá
SanaTuVida Coaching

Ver más

Jorge Cabellos
Yoga Evolution School

Ver más

Laura Pérez Rebollo

Ver más

Laura Prada
Unita Yoga

Ver más

Miriam Escudero
Yoga con K

Ver más
¿Hablamos?
682 88 38 81
917 379 451
Escríbenos