Loader

Yoga y menstruación

Yoga para la menstruación

Durante las clases de yoga (asanas) el final de la práctica suele ser el momento de realizar posturas invertidas, en este momento el instructor o maestro que está asistiendo la clase suele decir “si alguna de vosotras está con el periodo que no haga está asana o haga x variante”. Esto suele pasar por ejemplo con Sarvangasana – La Vela.

El yoga es una práctica milenaria diseñada y transmitida por hombres que sin embargo en Occidente practican mayoritariamente las mujeres. Y nunca ha sido modificado a partir de la escucha de la mujer y de los cambios que vive el cuerpo en sus diferentes ciclos. El yoga y la menstruación, así como las etapas del ciclo menstrual, difieren de una mujer a otra. Cada mujer es única y por tanto su ciclo menstrual también.

Cuando tenemos la regla nuestro cuerpo está sufriendo varios cambios que hay que respetar. En líneas generales, se recomienda no practicar yoga durante los tres primeros días de menstruación, pero esto no es una ciencia exacta ya que a cada mujer le afecta de una forma distinta, por lo que tenemos que ser flexibles y lo más importante es escuchar a nuestro cuerpo.

El yoga y la menstruación

El ciclo menstrual dura 28 días, dependiendo de cada mujer puede durar más o menos, pero tomaremos esos 28 días como referencia. Durante ese periodo, la ovulación se produce entre los 12 y 16 días, que son los días en los que el óvulo puede ser fertilizado. Después del día 16, comienza la caída del óvulo hasta que se produce de nuevo la menstruación.

La medicina occidental por tanto, divide el ciclo en 2 fases, sin embargo, la medicina ayurvédica (medicina tradicional india) y en medicina china, dividen el ciclo menstrual en 4 fases de periodos de 7 días; menstruación, pre-ovulación, post-ovulación y pre-menstruación.

El yoga y la menstruación. Días 1-7

En este periodo se produce la menstruación, el sangrado, que durará aproximadamente 7 días. Es cuando se expulsa el óvulo, este periodo venimos de una fase más energética a una más suave. La idea es realizar una práctica con movimientos más energéticos que ayuden a expulsar acompañados de movimientos más suaves que toquen meridianos y desbloqueen.

En esta fase, las asanas invertidas (con la cabeza sobre los hombros) no son recomendables ya que invierten el sentido de bajada del flujo menstrual, cuando lo que queremos es justo lo contrario, contribuir a la eliminación del flujo.

En esta fase, la práctica de yoga recomendada incluiría:

  • Movimientos de cadera y espina dorsal.
  • Posturas sentadas.
  • Estiramientos de piernas.
  • Saludos al sol.

Yoga y menstruación

El yoga pasando la menstruación. Días 7-14

En esta fase ya se ha eliminado todo el flujo menstrual. Aquí lo ideal es una práctica suave, ya que el cuerpo ha perdido sangre, que es energía y debe restaurarla. El Yin Yoga o el Yoga restaurativo pueden ser una buena elección. El día 12 comenzará la ovulación por lo que a partir de ese día convendría empezar a practicar un yoga más energético que ayude a la fase de ovulación.

El yoga tras la ovulación. Días 14-21

Ashtanga yoga o, cualquier tipo de Vinyasa o yoga más dinámico o un Hatha yoga intenso, contribuirán a aportar esa energía. Hasta que comience la menstruación. Y ahí comienza de nuevo el ciclo.

Por último, decirte, si tus reglas son muy dolorosas, hay posturas concretas que ayudan a aliviar el malestar, permitiendo practicar y ayudando a relajar, algunas de las más conocidas son: balasana, pachimottanasana y medio puente.

Tomar consciencia de lo que está pasando en nuestro cuerpo, nos ayuda a aportarle lo que necesita en cada momento. Nuestro cuerpo está en constante cambio y nuestras necesidades también.

No hay comentarios

Publica un comentario